martes, diciembre 7, 2021

Finge secuestro y dice que le arrancaron a su hijo.

Aparentemente la mujer nunca estuvo embarazada.

POZA RICA.- El pasado 30 de octubre se dio a conocer el caso de una mujer presuntamente embarazada, a la cual le habría sido extraído su bebé del vientre presuntamente mediante una operación clandestina.Poco antes, la mujer subió a un taxi que supuestamente utilizaron los maleantes para privarla de su libertad y cometer el crimen.Sin embargo, al transcurrir los días, se supo que el hecho aparentemente fue un montaje orquestado por la propia mujer.

El caso, lo dieron a conocer los propios familiares de la supuesta víctima, identificada como Leydi N, tras acudir a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado, ubicadas en Poza Rica, donde relataron que la mujer habría abordado un taxi en la Ruta del Sector 5, refiriendo que minutos después de encontrarse en la unidad, hizo una llamada a su esposo para indicarle que el chofer se encontraba haciéndole preguntas incómodas sobre su embarazo.Enseguida, según lo manifestado por los denunciantes, el taxi se desvió a un lugar en donde la mujer dijo que fue golpeada hasta hacerle perder el conocimiento, momento, en el que el o los atacantes habrían aprovechado para sustraer el producto del embarazo, dejando a su víctima abandonada en la colonia Morelos.Ya habiendo recobrado el conocimiento, Leidy pudo llamar a su esposo para decirle que se encontraba bien, pero que debía ir a un hospital, toda vez que, según ella, le habían arrancado al bebé.

Después de haber sido ubicada, fue trasladada urgentemente al Hospital Regional de Poza Rica, en donde fue internada y sometida a diferentes exámenes médicos.Ya una vez interpuesta la denuncia por los familiares, personal de la Fiscalía y de la Policía Ministerial se dieron a la tarea de investigar a fondo, por lo que interrogaron a la presunta víctima y descubrieron que al parecer se trata de un engaño.

Primeramente, cuando fue interrogada, ella no supo precisar cuantos meses tenía de gestación, asimismo, tampoco pudo proporcionar los datos de la clínica donde llevaba el control de su supuesto embarazo, aunado a lo anterior, los exámenes médicos que le fueron practicados arrojaron como resultado, que nunca estuvo embarazada.Al parecer, Leydi le habría mentido a su esposo sobre su supuesto embarazo, aunque se desconocen las causas y es en ese contexto que una imagen de la mujer, en la que aparentemente se le ve embarazada, circula en redes sociales al darse a conocer el suceso.Lo anterior cobró gran relevancia, pues se puede observar que aparentemente su vientre es prefabricado.Al respecto, la FGE continúa con las investigaciones para esclarecer lo sucedido.

Últimas noticias