Muere de cáncer niña tras consumir leche contaminada con radioactividad

Muere de cáncer niña tras consumir leche contaminada con radioactividad

Maribel Torres murió de cáncer tras consumir leche en polvo, que de acuerdo con investigaciones, estaba contaminada con radiactividad de Chernóbil, Ucrania, en abril de 1986, informó su padre Teodoro Torres Goldaraz.

Explicó, en entrevista con Pascal Beltrán, que hace más de 30 años Conasupo contaba con un prestigio de calidad que lo orillaron a comprar la leche para alimentar a su hija, de entonces diez años de edad, no obstante, luego de unos años, la menor comenzó a presentar problemas de salud, por lo que decidieron acudir a un pediatra, quien confirmó que Maribel se encontraba saludable y posteriormente la llevaron con otro médico quien detectó que la niña presentaba osteosarcoma o cáncer de huesos.

Narró que llevó a su hija al Hospital Infantil Federico Gómez, en donde fue valorada por médicos expertos quienes decidieron en ese momento internarla, iniciando un proceso de más de cinco años, en el cual se le realizaron más de 40 operaciones y un sinnúmero de quimioterapias.

Recordó que tras cinco años en tratamiento su hija Maribel perdió la lucha contra el cáncer y finalmente murió a los 15 años y que justo en ese entonces el periodista Guillermo Zamora, colaborador de la revista Proceso, escribió un libro sobre el tema de la leche contaminada que había llegado a nuestro país tras ser importada de Irlanda, quien lo acompañó a solicitar información de este tema al INAI sin que la respuesta fuera favorable.

Informó que la Conasupo importó 40 mil toneladas de leche de Irlanda, la cual aseveró que estaba contaminada con radioactividad, al asegurar que las autoridades no verificaron la calidad del producto y existió corrupción, por lo que a más de 30 años, del presunto hecho, exige justicia.

Cabe señalar que de acuerdo con una investigación de la revista Proceso, tras el accidente de Chernóbil, la Conasupo acordó con el Irish Dairy Board, el Consejo Irlandés de Lácteos, adquirir a un precio muy bajo cerca de 40 mil toneladas de leche con una concentración de Cesio 137, un elemento que al ser expuesto a personas en altas concentraciones daña las células y puede producir cáncer, al menos diez veces mayor de la máxima dosis con la que puede estar en contacto una persona a lo largo de un año.

Es importante mencionar que la Conasupo distribuyó la leche contaminada entre 1987 y 1988, periodo en el cual miles de niños bebieron de ella, siendo en 1997 cuando la doctora Rocío Cárdenas, entonces jefa del Departamento de Oncología del Instituto Nacional de Pediatría, reveló al diario La Jornada aseguró que la incidencia de cáncer infantil aumentó 300 por ciento en la década de 1987 a 1997, afectando anualmente a unos 900 niños, de los cuales el 30 por ciento murió.

Cabe señalar que Raúl Salinas de Gortari, hermano del expresidente Carlos Salinas de Gortari, se desempeñaba como funcionario del organismo cuando la leche fue adquirida.