Un niño estudiante de 7 años muere al caer de las escaleras de una primaria

Un niño estudiante de 7 años muere al caer de las escaleras de una primaria

Puebla.- Un niño de siete años de edad originario de Puebla no logró sobrevivir después de la agresión que sufrió de parte de un compañero de la escuela primaria, que lo llevó a permanecer diez días en estado crítico y registrar tres paros cardíacos, que hizo imposible que pudiera sobrevivir.

“Los médicos nos dijeron que esperáramos lo peor porque el estado de salud de nuestro hijo era crítico”, dijo Josúe Ánimas, papá de Héctor, quien narró como sucedieron los hechos y los esfuerzos extraordinarios que realizaron para salvar su vida.

De acuerdo a lo expuesto por el padre del menor, la agresión se registró el pasado 20 de junio en la Escuela Primaria Oficial Benito Juárez, en el municipio de Atzizihuacan y explicó que “alrededor de las 9:30 de la mañana, mi esposa recibió una llamada de la maestra Alicia Ortega Ríos, diciendo que mi hijo había tenido un accidente al haber chocado su cabeza con la de un compañero. Mi esposa llegó y la ver el estado en el que se encontraba, llamó a una ambulancia de la cual los paramédicos confirmaron la gravedad del asunto”.

Ante la gravedad de las lesiones, el menor de edad fue trasladado al Hospital del Niño Poblano (HNP), donde los médicos realizaron una serie de estudios y descubrieron que el menor tenía alojado un coágulo de sangre en la parte superior derecha.

El diagnóstico fue terrible y pedían la autorización de los padres para realizar la intervención quirúrgica.

Josúe Ánimas afirma que:“busqué a un neurocirujano porque el hospital no contaba con uno en esos momentos, y accedió a atenderlo el doctor Abraham García, quien sugirió esperar 48 horas para conocer la evolución de la operación, pero los médicos ya nos dijeron que esperáramos lo peor porque el estado de salud de nuestro hijo era crítico”.
Luego de la operación, el niño presentó tres paros cardíacos y el equipo médico en dos ocasiones lograron reanimarlo, pero en el tercero, su cuerpo ya no pudo resistir tanto sufrimiento y falleció en forma fulminante.

La muerte de Héctor fue reportada el 30 de junio a las 14:00 horas.

Piden justicia

Los señores Guadalupe Marín y Josúe Ánimas exigen la intervención de las autoridades, porque la Fiscalía General del Estado no ha investigado ni han requerido a la directora del plantel educativo, al profesor del menor y al resto de personas que están protegiendo al responsable de la agresión de su hijo.

Sin parar de llorar, su mamá dice que acompañó a su hijo durante el traslado al hospital, y escuchó que le dijo que “su compañero Johny lo había empujado y agredido”.
Lo expuesto por la señora Guadalupe Marín coincide con los testimonios de otros compañeros de escuela de Héctor, quienes señalan a un niño considerado conflicto y que lo conocen como Jonathan.

Ambos padres aseguran que ya había antecedentes de la conducta del niño que presuntamente agredió a Héctor, en donde añaden que hace tiempo amenazó a una niña con quemarla con un cerillo.

Los papás del niño fallecido exigen justicia y que se actúe contra los maestros y demás responsables de la agresión de su hijo, que posteriormente provocó su muerte.