ARTICULISTA INVITADO

Héctor Yunes Landa

La vinculación entre las reformas estructurales y su debate responsable.

 

Hemos hablado en este mismo espacio de las reformas estructurales, de su imperiosa necesidad para posicionar mejor a México como un país de oportunidades para invertir, donde las leyes existan y además se cumplan.

En su gira de trabajo por China, nuestro Presidente retomó el tema de la importancia de las reformas estructurales conseguidas, pero sobre todo de aquellas que faltan por hacer realidad, como la reforma energética y en las posibilidades de regular mejor la producción de energías más sanas y renovables.

El Presidente mencionó que, de concretarse las reformas estructurales que aún están pendientes y si mantenemos firmes las que ya se han aprobado, el país estará entre las primera 10 economías del mundo, lo que significa crecer a tasas superiores al 6% anual multiplicando varias veces el ingreso per cápita en México como lo ha logrado China en los últimos 25 años.

También en este espacio abordé la importancia de reformar la Educación y la importancia de que el gobierno no ceda ante presiones de grupos que exigen dar marcha atrás a la reforma Educativa; la cual no sólo era necesaria sino indispensable y por ello el gobierno debe ser firme, máxime si cuenta con el respaldo de la sociedad que exige un mejor sistema de educación pública que se encuentre a la par en calidad con la de otros países avanzados en el tema.

Después de esta reforma y recuperando el Gobierno la rectoría de tan medular rubro como es la Educación, el siguiente paso es invertir más en educación, y hacerlo sin temor y con decisión, porque la educación no es un gasto sino una inversión que rendirá sus frutos y beneficios a favor de todos los mexicanos por igual.

Retomando el tema de la Reforma Energética, me parece que hay que concretarla, pues PEMEX no puede esperar más ni financiera ni operativamente.

Sin embargo, el problema de esta paraestatal no sólo se reduce a la Reforma Energética, sino que también se encuentra vinculado a la reforma hacendaria, debido a que PEMEX tiene una carga contributiva exagerada que incumple con la Constitución en lo referente a la equidad y proporcionalidad de los impuestos.

Los poderes Ejecutivo y Legislativo trabajan desde su propio campo de acción en beneficio de los mexicanos y en la búsqueda de mejores posibilidades para nuestro país, mediante la construcción de un mejor andamiaje jurídico que permita lograr los objetivos que se han proyectado.

Desde luego en el Senado abordaremos con la seriedad debida esta reforma energética, así como cualquier otra reforma que nos remita el Ejecutivo o que se origine en el Legislativo. Siempre haremos un esfuerzo por enriquecer de la mejor manera nuestras leyes y las modificaciones que se nos turnen, no se trata de aprobar con ligereza los cambios, sino por el contrario, deliberar de manera constructiva y provechosa para la nación.

hector.yunes@senado.gob.mx

tw: @HectorYunes

https://www.facebook.com/HectorYunes